Cómo funciona Alquilar para Comprar

Cómo funciona Alquilar para Comprar

Comprar una vivienda puede ser complicado, y eso ha llevado a muchos americanos a buscar alternativas al préstamo hipotecario tradicional. Los acuerdos de alquilar para comprar son un método que ha permitido que algunas familias alcancen su sueño de tener vivienda propia al fin, pero antes de entrar a un acuerdo de este estilo, es importante ser cuidadoso y saber que hay más de lo que vemos a simple vista.

¿Qué es Alquilar para Comprar?

El acuerdo de alquilar para comprar es un arreglo en el que se renta una casa por cierto período y luego de que pasa ese tiempo, se compra. Tú y tu arrendador pueden acordar un precio justo por la propiedad y al final de tu contrato, puedes comprar la vivienda por ese precio.

Alquilar para comprar es un poco más costoso que un alquiler tradicional, ya que el que alquila paga por la oportunidad de comprar la propiedad que está habitando antes de que lo haga cualquier otra persona.

¿Qué tipos de contratos de Alquilar para Comprar existen?

Hay 2 variedades de este tipo de contratos: alquiler a compra, y alquiler con opción a compra.
En los acuerdos de alquiler a compra, acuerdas rentar una vivienda por cierto período, usualmente 1 a 3 años, antes de comprarla. Al inicio de tu arriendo, tú y el arrendador pueden decidir el precio que pagarás eventualmente por la vivienda, lo que usualmente se determina a través de un avalúo de un tercero. Durante tu tiempo de alquiler, tus pagos de renta serán más costosos, ya que con el dinero extra que pagas, irás adelantando pagos al costo de la vivienda. Entonces, al final del contrato, será tu obligación legal que compres la casa.

Un contrato de opción a compra funciona parecido al contrato de alquilar para comprar, pero con ciertas diferencias claves. Cuando entras en un acuerdo de opción a compra, necesitas hacer un pago inicial de aproximadamente 2% a 7% del precio de la vivienda que hayan decidido el dueño y tú. Este pago se llama Tarifa de Opción, ya que te da la opción de retractarte de comprar la vivienda si decides luego que no es la mejor opción para ti. Claro, sigue siendo lo más recomendable que completes el proceso de compra, ya que esa tarifa de opción va directo al pago de la casa, así que si no compras la vivienda no recibirás tu dinero de vuelta.

¿Cuáles son los Pros y Contras de Alquilar para Comprar?

Mientras que los acuerdos de alquilar para comprar pueden proveer un excelente camino a ser dueño de una casa para algunos, pero sí hay aspectos a considerar, cosas que los hacen muy riesgosos para algunos futuros propietarios. Antes de entrar a un contrato de alquilar para comprar, asegúrate de conocer bien las siguientes ventajas y desventajas:

Pros:
· Alquilar para comprar puede darte el tiempo para ahorrar para una vivienda si no tienes suficiente dinero de inmediato para calificar para un préstamo hipotecario.
· El contrato de alquilar para comprar te permite “apartar” la vivienda que estás alquilando, así nadie más puede adelantarse y comprarla antes que tú.
· Si no estás seguro si te quieres comprometer o no con una propiedad, entrar a una opción a compra te permite usar la propiedad por un “tiempo de prueba”.
· Alquilar una casa y luego comprar otra implica que gastarás tiempo y dinero en la mudanza de tus muebles. En un acuerdo de alquilar para comprar no tienes que preocuparte por el proceso tedioso de una mudanza ya que todas tus pertenencias ya están en la vivienda.

Contras:
· En caso de que no logres calificar por un crédito hipotecario al final de tu contrato, como es el caso de muchos que toman esta opción, habrás malgastado todo ese dinero extra entre tus pagos de renta y la tarifa de opción. Además, si entraste a un acuerdo de alquiler a compra, el dueño puede demandarte por incumplimiento.
· Los acuerdos de alquilar para vivir requieren que tanto tú como el dueño acuerden un precio por la vivienda al inicio del contrato, pero es imposible predecir con seguridad cuánto costará la casa más adelante. Es muy posible que al final de tu contrato el valor de la casa sea menor, y que termines pagando mucho más de su valor en el mercado.
· Algunos contratos de alquilar para vivir pueden requerir que pagues los mantenimientos de la propiedad durante dicho contrato. Así que, si la casa necesitas reparaciones, tendrás que pagarlo tú.

¿Quién se beneficia de un acuerdo de Alquilar para Comprar?

Mientras los créditos hipotecarios tradicionales funcionan muy bien para muchos compradores, alquilar para comprar puede ser una opción digna de explorar si estás en alguna de estas situaciones:

· No tienes los fondos suficientes para calificar para un préstamo hipotecario tradicional, o para hacer un pago inicial para una casa aun, pero podrías tener lo suficiente ahorrado en uno o dos años.
· Tu score crediticio no es lo suficientemente alto para optar por un préstamo hipotecario en el momento, pero sabes que lo puedes mejorar significativamente durante la duración del contrato.
· Tienes suficiente dinero para comprar una vivienda, pero no puedes probar que estás calificado ante prestamistas hipotecarios. Este puede ser el caso si eres autoempleado, si trabajas bajo comisión, o si no tienes historial crediticio establecido.
· Luchas para ajustar tu presupuesto adecuadamente para ahorrar para tu vivienda, así que tener un contrato te obliga a utilizar el dinero de mejor manera y controlar tus gastos.
· Amas la propiedad que estás alquilando y te gustaría seguir viviendo ahí en vez de buscar una casa nueva que tal vez no sea la mejor opción para ti.

Claro, aunque alguno de los puntos arriba descritos te aplique, no significa necesariamente que alquilar para comprar sea la mejor opción para ti. Recuerda que el contrato de alquilar para comprar no funciona para la mayoría de las personas que entran en este tipo de acuerdos, así que no es una decisión para tomar a la ligera.

¿Qué debes considerar antes de entrar a un contrato de alquilar para comprar?

Como con cualquier otro contrato legal, es importante leer la letra pequeña antes de firmar un acuerdo de alquilar para comprar. Mientras lees los términos y condiciones de tu contrato, pregúntate lo siguiente:

· ¿El contrato es alquiler a compra o es opción a compra?
· Si el contrato es opción a compra, ¿necesitaré avisar nuevamente mi intención de comprar?
· ¿Cuánto se espera que pague entre alquiler, la tarifa de opción, y el precio final de compra de la casa? ¿Cómo se determinan esos precios? ¿Son justos en comparación con otras propiedades similares?
· ¿A qué tiempos me debo ajustar? ¿Perderé el derecho de comprar la vivienda si me retraso en mis pagos de alquiler?
· ¿Seré responsable de los gastos de mantenimiento de la propiedad durante la duración del alquiler? De ser así, ¿Qué define el contrato como “mantenimiento”?
· ¿Esta propiedad es parte de una asociación de dueños? Si es así, ¿Cuáles son sus reglas?
· ¿Hay algo mal con la propiedad, como daños mayores o algún impuesto pendiente?

Además de considerar los puntos de arriba, debes analizar cuidadosamente al dueño para asegurarte de que sea un vendedor confiable. Puedes hacer un chequeo general para revisar su confiabilidad y hacer que se revise el título de la propiedad para asegurarte de que la persona sea el dueño legal.

¿Debería entrar en un acuerdo de Alquiler a compra?

El problema con los acuerdos de alquilar para comprar es que no puedes prever el futuro, y sin importar cual sea tu situación financiera ahora, no tienes manera de estar completamente seguro de cuáles serán tus ingresos y tu score crediticio en algunos meses. La realidad es que muchas personas que entran a contratos de alquilar para comprar no llegan a estar calificados para un crédito hipotecario al final de su contrato, y ese podría ser tu caso, sin importar cuán atractivo parezca ser el acuerdo.

Alquilar para comprar solo funciona si estás totalmente confiado en que serás aprobado para un préstamo hipotecario al final del contrato, y aun así, siempre habrá riesgos. Mantén en mente que, si tus planes se derrumban, como mínimo habrás sacrificado una significante cantidad de dinero, y podrías estar en serios problemas legales. Actúa con precaución.

Si estás considerando alquilar para comprar, o buscando una mejor alternativa que tomar un préstamo hipotecario según el método tradicional, entonces BuyHouseEZ puede ayudarte. Nos especializamos en ayudar a compradores en circunstancias no convencionales, así que podemos ayudarte a explorar tus opciones de financiamiento para vivienda, aunque no califiques para un préstamo hipotecario tradicional. ¡Contáctanos hoy para que iniciemos!

Articles populaires